Duque de San Pedro de Galatino

Obras relacionadas

Bien merecen un apartado exclusivo todas las obras y demás referencias que se encuentran en relación con el D. Julio Quesada Cañaveral y Piédrola y D. José Navas Parejo. La vida de estos dos personajes estuvo muy unida, no sólo de manera profesional por los encargos que el Duque le hiciera al escultor, sino porque, como hemos comprobado después de leer la biografía del Prócer de Granada de Antonio Corral López, realmente les unía una gran amistad.

Fue quizá por esto último, por lo que el Conde de Benalúa y Duque de San Pedro de Galatino confiase siempre en Navas Parejo a la hora de realizar un encargo relacionado con la escultura y la orfebrería, más allá de su evidente confianza en la mano inspirada del artista, pues confió en ella para la construcción de la que fuese su última residencia y la de su familia: su tumba

Podemos decir que las obras que hicieron que Pepe Navas viese aumentar su fama en esa época, estuvieron relacionadas con este noble y Gentilhombre.

"D. Julio Cañaveral fue un romántico, un soñador, un personaje de leyenda, un filántropo, un benefactor de su tierra, que todo sacrificio por Granada le parecía poco, pero también fue un hombre con una gran intuición de las enormes posibilidades que Granada ofrecía para el turismo y que creyó y estaba convencido de que sería un gran negocio el tranvía a la Sierra y el Hotel en ella."

 

Antonio Corral López en su libro "El Duque de San Pedro de Galatino, Prócer de Granada".

 

Según Julio Bermúdez Pareja, catedrático de la Universidad de Granada, el Duque de San Pedro“Tenia, a pesar de todo, intuición para los negocios, aunque luego fracasaran, pero no me atrevería a atribuirle la culpa a él. Su único defecto fue nacer 50 años antes, o sea, se anticipó 50 años a la explosión turística de España, que él veía llegar".

 

Busto de D. Julio Quesada-Cañaveral y Piédrola

Duque de San Pedro de Galatino

Este busto en mármol, esculpido en 1920 en el taller de Navas Parejo, descansa en el hall del Hotel Alhambra Palace desde 1921, dando la bienvenida a los visitantes de la ciudad que se hospedan en el hotel que él mismo abriera en 1909.

El busto del Conde-Duque, que se convertiría en mecenas de Navas Parejo, le serviría para llegar hasta las más altas esferas pues, siendo D. Julio Gentilhombre Grande de España con ejercicio y servidumbre del Rey Alfonso XIII, recomendó al escultor en el Palacio Real para realizar un busto del monarca ese mismo año. 

LaalhambrayReflejos-busto-duque.jpg

"La obra, por su factura y admirable parecido, es un acierto más de nuestro laureado paisano don José Navas Parejo, quien ha sabido imprimir a la piedra la arrogancia y todas las características que integran la espiritualidad del duque."

Gaceta del Sur, 14 de junio de 1921

Alfonso XIII

Busto en mármol y jaspe.

El busto fue "esculpido por el artista andaluz, en mármol de las canteras del duque de San Pedro de Galatino."

Se recogía en la prensa local del 30 de diciembre de 1920:

"La admirable escultura fue encargada por S.M. al duque de San Pedro, y ejecutada por nuestro laureado paisano don José Navas Parejo."

Gracias a ello, el monarca aceptó dar audiencia privada al escultor en el Palacio Real, al que ya conoció en 1904, en su visita de primeros de mayo a Granada. En ese caso, el escultor le regaló otro retrato, esta vez en relieve, del que no tenemos imágenes.

En la visita de 1921, de la que varios periódicos se hicieron eco, el rey obsequió al "laureado artista" con una fotografía autografiada como agradecimiento.

Fotos: Archivo de la Familia Navas-Parejo.

 

Extracto de "EL DUQUE DE SAN PEDRO DE GALATINO, PRÓCER DE GRANADA" 

de Antonio Corral López

     En este viaje, (el de Alfonso XIII a Granada en 1904) Navas Parejo (alumno de Artes e Industrias) entregó al Rey un “bien ejecutado relieve, en el que se veía un retrato de S. M. y algunas alegorías de Granada, en artística combinación”. Ya empezaba a destacar este Navas Parejo, que había de ser, andando el tiempo, notable artista granadino y a quien nuestro Conde (de Benalúa y, un año después, nombrado Duque de San Pedro de Galatino) encargaría su trabajo más preciado, es decir, el Templete de plata del Altar Mayor de la Catedral de Granada, e incluso su propia tumba.

 

El expresado monumento, a pesar de lo sencillísimo que resulta, es una gran obra de arte del maestro granadino y afamado escultor don José Navas Parejo, cuya obra describimos a continuación.

Es un esbelto obelisco ornamentado y cincelado en piedra de Sierra Elvira, mármol de Carrara y bronce, teniendo una altura total de nueve metros.

"Fue mi anhelo abrir el camino a la Sierra y ofrecer a Granada sus emociones y tesoros.

Al duque de San Pedro el Centro Artístico en nombre de Granada."

Monumento al duque de San Pedro de Galatino

Monumento al Duque de San Pedro de Galatino

“Una fecha memorable es para Granada y su provincia, la del veintiuno de Febrero de mil novecientos veinticinco, ya que en ella ha tenido lugar la felicísima realidad de un ideal sostenido por quien con sus hechos nobilísimos demuestra ser digno hijo de Granada, por cuya prosperidad y engrandecimiento siempre se preocupó y sacrificó, a cuyos intereses dedicó todos sus esfuerzos y todos sus intereses, no vacilando ante los obstáculos y venciéndolos sin desmayos, con la firmísima voluntad de los hombres que valen, y a su patria chica dedican, ofrendan sus desvelos y afanes.


Este granadino es el Duque de San Pedro de Galatino, Conde de Benalúa, patriota por excelencia, hombre altruista y caritativo, a quien tanto debe la ciudad y su provincia. Con media docena de valedores como él, Granada ocuparía, sin duda, el lugar que le corresponde y figuraría a la cabeza de las demás provincias.

El anhelo de abrir los caminos de la Sierra, esculpido en el monumento erigido al Duque, por el Centro Artístico, en los jardines del Genil, ha quedado convertido en positiva realidad, en la fecha de ayer, fecha memorable en la que comienza una mayor época de prosperidad para Granada, facilitando a los turistas y admiradores de nuestra tierra el fácil acceso a la Sierra Nevada, la mágica, la inexplotada, la de insuperables bellezas.

El Defensor de Granada, 22 de febrero de 1925

La carretera de Sierra Nevada

En esta fotografía encontramos a la familia Navas-Parejo Jiménez al completo, subiendo en coche por la carretera de Sierra Nevada, cuyo proyecto comenzó en 1916, con unas interminables obras que no se concluirían hasta 1931, gracias a la inversión y empeño de D. Julio Quesada Cañaveral.

Familia Navas-Parejo Jiménez, foto del álbum familiar

“Su generosa hidalguía

es gloria de nuestra tierra,

y al fin ve con alegría

como atraviesa el tranvía

el corazón de la Sierra".

      Caroca de las fiestas del Corpus de 1925.

 

Hotel Sierra Nevada

    El Hotel Sierra Nevada, también conocido como Hotel del Duque, es hoy un lugar de retiro espiritual. En un artículo de la prensa granadina, al día siguiente de la sepultura de su propietario, podemos leer:

"Pocos días antes (del fallecimiento del Duque) regalaba su Hotel de la Sierra, con una finalidad benéfica".

Ideal, 18 de Julio de 1936.

El Hotel Sierra Nevada fue donado por el Duque al Sr. Arzobispo para su utilización con Seminario, y mantenido económicamente por su esposa, la Marquesa de Valdeolmos.

 

Los leones que Navas Parejo tallara en piedra para dicho hotel, siguen encontrándose en uno de sus rincones, alrededor de un estanque.

 

En diciembre de 1924 comienzan a verse carteles anunciadores de la inauguración de este hotel (que abriría finalmente sus puertas en marzo de 1925), propiedad del Duque de San Pedro de Galatino, unos meses después de que se anunciara la puesta en marcha del famoso tranvía de Sierra Nevada, que dejó de funcionar el 19 de Enero de 1974. Dicho tranvía, comunicaría con Granada los pueblos de Cenes, Quéntar, Dúdar, Pinos Genil, Canales, Güéjar Sierra e innumerables cortijos y caseríos atravesando parajes de gran belleza como el Púlpito de Canales, Cueva del agua, Puente de Canales, etc. Sus obras fueron llevadas a cabo por el mismo Duque y no se inauguraría hasta el 21 de Febrero de 1925.

Su construcción supondría entonces un total de cuatro millones y medio de pesetas, más otros dos millones de pesetas el Hotel Sierra Nevada y una cantidad muy respetable el Salto del Maitena, de 265 metros, para producir corriente eléctrica con que alimentar al tranvía.

Fallecimiento del Duque

Don Julio contó hasta el último día de su vida con el escultor Navas Parejo, pues encontramos en la hemeroteca una noticia publicada en el Periódico Ideal del día 16 de Julio de 1936 sobre la muerte del Duque en Madrid el día anterior:

"...Durante su enfermedad, que le ha llevado al sepulcro, el Duque de San Pedro, que se daba cuenta de su próximo fin, dispuso todo para su fallecimiento. Como había sido nombrado canónigo honorario de la Catedral de Granada (en 1924) y tenía derecho a sepultura dentro de la misma, llamó a Madrid a D. José Navas Parejo y le dio encargo para su sepultura el día 6 del corriente mes y al firmar el contrato expresó su seguridad de que aquella sería la última firma de su vida."

El prócer fue sepultado el 17 de julio en la Catedral de Granada, en la cripta central subterránea de la Capilla de la Virgen de la Antigua, frente a la tumba con los restos de Mariana Pineda. Como nos cuenta Antonio Corral en su libro, "habiéndole expresado a su esposa, la Marquesa de Valdeolmos, D.ª Fernanda Salabert y Arteaga su último deseo con estas palabras:

“Fernanda, no me dejes aquí. ¡Llévame a Granada!”. Y a Granada lo trajeron en la noche del 16 al 17 de Julio, en el exprés, para enterrarlo en la Catedral, al tener derecho a ello por habérselo concedido el Cabildo Metropolitano debido a sus valiosos donativos e interés por el primer templo granadino.

¡Quién iba a sospechar que en aquel tren y aquella misma noche venia también a Granada, por última vez, Federico García Lorca! (Ian Gibson en su libro “La muerte de García Lorca" Edic. 1978, págs. 41 a 45). "

Además, el escultor fue el encargado de realizar el monumento dispuesto en la cripta del Duque y sus familiares. En este mismo libro, nos dice: "No pude menos de sentir una intensa emoción al ver allí, en aquel oscuro monumento de Navas Parejo, resumida toda la historia, grandeza, riquezas, poder, virtudes y defectos de los Cañaverales, Benalúas, Spinolas, Piédrolas, Blakes Pérez de Vargas... ".

En la lápida que marca el lugar bajo el que se encuentra la cripta, podemos leer:

"EN ESTA CRIPTA POR CONCESION ESPECIAL REPOSAN LOS RESTOS

DEL EXCMO. SEÑOR D. JULIO QUESADA CAÑAVERAL Y PIEDROLA,

DUQUE DE SAN PEDRO DE GALATINO Y CONDE DE BENALUA, GRANDE

DE ESPAÑA, LOS DE SUS PADRES D. FRANCISCO QUESADA CAÑAVERAL

Y DOÑA ELIA PIEDROLA, ABUELOS Y DEMAS FAMILIA.

FERNANDA SALABERT Y ARTEAGA DUQUESA VDA. DE SAN 

PEDRO DE GALATINO, MARQUESA DE VALDEOLMOS.

FALLECIO EL 16 DE ABRIL DE 1945.

R . I . P. "

Bibliografía relacionada

“...sepamos que nuestro personaje se llamaba D. Julio María de la Luz, Claudio, Francisco de Asís, Elias, Nicolás, José, Santiago, Gaspar de Todos los Santos Quesada Cañaveral Píédrola Osorio Spínola Blake Portocarrero Cañas Pérez de Vargas Córdoba Tovar Ponce de León."

EL DUQUE DE SAN PEDRO DE GALATINO, PRÓCER DE GRANADA. Antonio Corral López

Noticias consultadas en Hemeroteca:

Ideal, 16 de julio de 1936: "Ha muerto el Duque de San Pedro de Galatino"

Ideal, 18 de Julio de 1936: "Granada y el prócer".

·Sobre el monumento al Duque de San Pedro de 1923:

El Defensor de Granada, diario político independiente Año XLV Número 21075 - 1923 junio 8

La publicidad. Año XLIII Número 20076 - 1923 junio 8

·Sobre la audiencia privada en la visita de Alfonso XIII a Granada en 1904:

El Defensor de Granada, diario político independiente. Año XXVI, Número 13213 - 1904 mayo 2

NOTICIERO GRANADINO. 3 de Mayo de 1904

· Sobre la visita de Navas Parejo al Palacio Real en 1921:

Gaceta del sur, diario católico de información. Año XIII, Número 5483 - 1920 diciembre 30

NUEVO HERALDO. MADRID, AÑO III. NÚM. 35. 22 Enero 1921

Gaceta del sur, diario católico de información Año XIV Número 5503 - 1921 enero 22

La publicidad, diario de avisos, noticias y telegramas. Año XLI Número 18445 - 1921 Enero 22

A.B.C. MADRID, Domingo 23 de Enero de 1921

EL DEBATE. MADRID, 23 de enero de 1921

©2020 por Proyecto Navas-Parejo.com